Voluntarios para presenciar las ejecuciones de la pena de muerte…. Y hay quién repite.

Que existan voluntarios para presenciar las ejecuciones de la pena de muerte en Estados Unidos es habitual, ya que es algo totalmente necesario desde el punto de vista legal, pero de ahí a que haya lista de espera va mucho.

En algunos Estados de los EUA la ley obliga a que personas sin vinculación con el crimen estén presentes en todas las ejecuciones que se realicen y son considerados como “testigos públicos” desde el punto de vista legal.

Según un reportaje realizado por la BBC en el que se acompañó a una pareja de voluntarios para presenciar las ejecuciones de la pena de muerte en su Estado. Los hechos se sucedieron así:

RECOGIDA DEL BUS DE LA CÁRCEL

El autobús de la cárcel va casa por casa por la noche recogiendo a las personas que se han presentado como voluntarios para presenciar las ejecuciones de la pena de muerte.

LLEGADA AL CORRECIONAL

Una vez llegan a la penitenciaría, los meten a todos en una sala grande acondicionada y con una gran cortina presidiendo la misma.

SE ABRE EL “TELÓN”

Una vez abren las cortinas, todos, tras el enorme cristal, están de frente al reo. Éste mira hacia un lado y a otro antes de decir sus últimas palabras y justo antes de recibir la descarga o la inyección, mira fijamente de frente a todos los voluntarios de la ejecución.

SE CIERRA EL “TELÓN” Y TODOS A CASA

Se hace raro ver cómo te miran a la cara antes de morir” dice uno de los voluntarios de la ejecución. Justo después, el médico dictamina la muerte clínica, se cierra el telón, se agradece la presencia de todos y para casa.

Voluntarios para presenciar las ejecuciones de la pena de muerte
Aquí están las estadísticas de número de ejecutados mostradas por números y raza del condenado. Fuente: DPIC

 

No sabemos muy bien esta mezcla de sadismo, crueldad o participación de la sociedad civil en las leyes del Estado en el que viven, pero que se tenga que presentar de esta forma y que el preso en sus últimos días se sienta observado como un mono de feria, es difícil de comprender en ocasiones.

También es cierto que cuando vives en un entorno en el que todo el mundo se conoce, muchos consideran que la pena de muerte es un acto de justicia, y que ser voluntario para presenciar la ejecuciones de la pena de muerte es colaborar con la policía, no crueldad. Es más bien un deber como ciudadano.

Es el eterno debate sobre la pena de muerte. Pero lo que sí es cierto es que la mente de una persona no habituada a ver la muerte tan de cerca termina condicionada tras su visionado.

Muchos de los voluntarios confiesan haber visto en sueños y en momentos esporádicos posteriores las imágenes de los rostros de los fallecidos.

Puede ser que esta mezcla de violencia necesaria o no, de sadismo o de justicia, de deber social o de satisfacción morbosa, no sea apta para todos los públicos, pero que haya lista de espera para presenciarlas dice poco sobre el concepto de humanidad que comúnmente todos entendemos.

Aquí tenéis una web en la que se ofrece información sobre las próximas ejecuciones, facturas, gastos, estadísticas…  en Arkansas. “Transparencia norteamericana”.

 

Autor entrada: EQUIPO AMRN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.