Video: hay ladrones estúpidos, y luego está éste.

Como dice el titular,

“Hay ladrones estúpidos, luego está éste”

Fijaros bien éste ladrón cómo le roba el teléfono a la señorita y prestad atención hacia dónde huye:

DE CABEZA A LA COMISARÍA DE POLICÍA

Tenía que haber pensado mejor hacia dónde tenía que correr antes de haber robado el teléfono, porque nada más cruzar la verja se dio cuenta de la tontería tan grande que hizo.

Lo que hizo no es que fuera cosa de ladrones estúpidos o incompetentes, porque para todo hay que tener capacidades, es que hasta el policía que se encontraba en la garita le costó creer lo que estaba viendo.

ESTO SE SOLUCIONA TENIENDO OJOS EN LA CARA

Cuando empiezas a ver el video piensas que hay que ser muy arriesgado para robar en mitad de la calle, a plena luz del día y frente a la comisaría de policía de la ciudad. Pero luego, a medida que avanza y ves donde se mete, te das cuenta que es que el chino no miró a su alrededor antes de robar el móvil, sino que simplemente lo robó y echó a correr.

Problema, no tener ojos en la cara (o tenerlos de adorno) y atravesar la puerta de la comisaría de policía huyendo tras un robo, corriendo y con la persona a la que le has robado gritando detrás de ti y señalándote delante de la policía.

El policía que está en la garita no sabe bien si apagar el cigarro, echar a correr o llamar tonto directamente a este señor, pero al final parece que le coge y le dice algo así como “Tira para delante que hoy te has lucido a base de bien, espabilao”.

De todas formas, por la actitud del ladrón parece que no es la primera vez que hace algo del estilo, ni tampoco que fuese la primera vez que pase la noche en el calabozo por tener un día lúcido.

 

Autor entrada: EQUIPO AMRN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.