Imágenes tras el incendio de una nave industrial en Málaga. Entendiendo los riesgos de los bomberos.

INCENDIO DE UNA NAVE INDUSTRIAL EN MÁLAGA. ENTENDIENDO LOS RIESGOS QUE CORREN LOS BOMBEROS.

La pasada madrugada se produjo un enorme incendio de una nave industrial en Málaga, afectando a las otras dos colindantes del mismo Polígono Santa Bárbara.

De las tres naves, la principalmente afectada se encontraba en la calle Tucídides, junto al antiguo local de la cadena de electrodomésticos Urende y en la que había miles de kilos de material tremendamente inflamable: amoníaco, disolventes, lejías, papel higiénico,…

El incendio en una nave industrial en Málaga tuvo un plus de peligrosidad añadido, ya que la zona industrial de dicho polígono se encuentra anexa a núcleos de población muy habitados y junto a una carretera de mucho tránsito en Málaga, por lo que el peligro que entrañaba la difusión de una posible nube tóxica de humo por dichas zonas, aumentó el riesgo de la situación.

incendio de una nave industrial en Málaga

 

ACERO DERRETIDO

El efecto de ver un material fuerte como el acero “derretido” y con tal apariencia de fragilidad como la de la imagen superior, nos da una idea de la fuerza que tiene el fuego y el daño que puede llegar a producir.

La explicación procede del punto de colapso del acero. Según ensayos realizados en base a la Norma NFPA 251, el acero estructural colapsa al alcanzar temperaturas que ronden los 500 ºC, aunque antes de producirse el fallo estructural, las propiedades mecánicas del acero van variando gradualmente conforme se va produciendo el aumento de la temperatura, de ahí la imagen de las vigas de acero caídas y onduladas mirando hacia el suelo de la nave industrial.

SE CAEN PAREDES Y TECHO…

incendio de una nave industrial en Málaga

Del mismo modo que el acero cede a la fuerza del fuego, el hormigón también tiene su punto de colapso a partir del cuál pierde su capacidad de resistencia.

Según el Instituto Español del Cemento y sus Aplicaciones (IECA), el hormigón tiene mayor capacidad que el acero sin protección para soportar el fuego, pero dichas propiedades se ven sustancialmente modificadas debido a la aparición de micro y macrofisuras que afectan su estructura y que conllevan un riesgo añadido en las tareas de extinción de incendios para los Bomberos.

Según el Colegio de Aparejadores, Arquitéctos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Madrid, “El grado de alteración que se produce depende fundamentalmente del nivel de temperatura alcanzado, del tiempo de exposición y de la composición del hormigón”.

Como se puede ver en las imágenes, el techo de la nave se cayó, y la pared del fondo de la misma en su parte central también se vino abajo debido a las altas temperaturas soportadas. Según el Colegio de Aparejadores de Madrid, “la deshidratación del gel de cemento, que conlleva perdida de resistencia mecánica, ocurre a partir de 300ºC, y ésta puede ser una de las causas principales del derrumbe de dichas estructuras.

ESPUMA REFRESCANTE

incendio de una nave industrial en Málaga

La espuma lleva mucho tiempo siendo utilizada como medio de extinción de incendios de líquidos inflamables, ya que proporciona una capa exenta de aire que impide que los vapores volátiles inflamables se mezclen con el aire.
A diferencia de otros agentes de extinción de incendios como pueden ser el agua o los polvos químicos secos, la espuma acuosa estable puede extinguir el fuego que se produzca en un líquido inflamable mediante la combinación de formas de enfriamiento y sofocación y separando a su vez la fuente de ignición de la superficie de los productos.

Ésta es la razón por la que vemos a algunas dotaciones de bomberos esperar junto al lugar de incendio tras haberlo cubierto de espuma. Esperan que se enfríe la zona y están atentos para ver si es necesaria más cantidad de espuma en algunas zonas (en el caso del incendio de una nave industrial en Málaga hemos visto la dotación más de doce horas después del inicio del incendio).

MATERIALES INFLAMABLES

incendio de una nave industrial en Málaga
AMRNOTICIAS

El incendio de una nave industrial en Málaga dejó imágenes como las de la parta superior. En ella se puede observar una pequeña pirámide de botellas de líquidos muy inflamables (amoníacos y disolventes).

El riesgo que tienen estos productos es evidente, pero entre ellos cabría citar algunos como:

  • Calor radiado:  Producido como consecuencia de la combustión de los líquidos inflamables.
  • Ondas de presión:  Producidas por la súbita combustión de una nube o acumulación de vapores inflamables en un lugar cerrado.
  • Contaminación medioambiental:  la gran cantidad de humo y gases producidos como consecuencia de la combustión de los líquidos inflamables ejerce un efecto muy perjudicial sobre la atmósfera.
  • Vapores tóxicos: Los hidrocarburos como el benceno, el tolueno o el xileno, poseen efectos anestésicos y sus vapores pueden provocar parálisis respiratoria.

 

Entendiendo un poco más cómo funcionan los materiales frente al fuego, entenderemos también por qué es tan peligrosa la labor de los bomberos en sus actuaciones habituales (ver vídeo de rescate en la barriada de Ciudad Jardín en la que murió una persona).

 

 

 

 

Autor entrada: EQUIPO AMRN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.