8 cosas que conseguirán que tu matrimonio acabe en divorcio

El matrimonio para toda la vida es algo muy bonito de palabra, pero muy complicado de llevar a cabo. Tienes que compaginarte muy bien con tu pareja y tener muchas ganas de trabajar a diario con él o ella en el futuro de la relación.

Pero, ¿y si te ocurren alguna de estas cosas?

  • Te avergüenzas de mostrarte vulnerable con tu pareja: Mal vamos. Debes sentirte cómodo/a en todo momento con tu pareja y mostrarte vulnerable no te hará inferior, sino que debería conseguir una relación más sincera y abierta.
  • Debes evitar la tensión con la familia: Es muy complicado, pero la tensión con las familias políticas o los momentos tan incómodos de algunas relaciones familiares acaban dañando mucho la relación matrimonial.
  • Hay mentiras sobre el dinero: Hay un dicho popular que dice que “Cuando la ruina entra por la puerta, el amor sale por la ventana”. Es un extremo, pero en el momento que los números comunes del hogar no son claros, el divorcio se acerca rápidamente.
  • Los niños, el eterno dilema: Si resulta que no coincidís en el tipo de educación de los niños, o simplemente en tener más o menos niños, que sepas que a la relación matrimonial probablemente le quede poco tiempo.
  • Piensas en otra persona bastante a menudo: Lo más normal es que eso signifique que el aburrimiento en tu relación te invade y que estás buscando conocer nueva gente para experimentar nuevas sensaciones.
  • Abusas de los insultos o sarcasmos hacia tu pareja: El respeto es uno de los pilares de cualquier relación que quiera tener un futuro prometedor, y el uso de algunos sarcasmos, burlas o desprecios hacia la pareja, suelen acabar bastante mal.
  • Levantas un muro en cada discusión que se sale un poco de madre: Si continuamente evitas las discusiones o no haces por arreglar las situaciones problemáticas, sustituyendo esos momentos por un muro que entre ambos que acabe con la discusión y no se vuelva a hablar del tema, la cosa pinta mal. 
  • Haces tu vida y tu pareja la suya: Tener aficiones individualmente está bien, pero en una pareja muchas de éstas deben ser compartidas, ya que si buscas siempre tiempo para hacer lo que te gusta dejando en otro sitio a tu pareja, a largo plazo esto acabará con la relación de pareja.

 

Fuentes Gifs: Giphy

Autor entrada: EQUIPO AMRN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.